Neuroliderazgo

NEUROLIDERAZGO® aplicado a la Gerencia Media.

A diferencia de lo que suele creerse, el éxito personal tiene muy poco que ver con el coeficiente intelectual. Es más importante la inteligencia práctica (pasar a la acción), que el conocimiento en sí mismo.
La capacidad de recuperación y la automotivación son dos de las grandes habilidades de quienes utilizan adecuadamente su cerebro. Las personas que logran resultados tiene una cosa en común: hacen algo diferente con sus conexiones neurológicas. El Neuroliderazgo® explora las conexiones neurológicas  (hábitos) de pensamiento y emoción, que dan origen a nuestras decisiones y conductas.
¿Por qué si sabemos lo que tenemos que hacer, no lo hacemos?
 
Aprender a interrumpir y modificar estas pautas cerebrales, es el santo grial del Liderazgo personal. Es lo que nos permitirá cerrar la brecha entre lo que sabemos y hacemos en materia de Liderazgo.

Elevar nuestros niveles de conciencia y responsabilidad personal, es el fundamento de nuestro desempeño personal y profesional. Para elevar estos niveles nuestro modelo de Neuroliderazgo® comprende tres pasos:

REACTIVAR el Lóbulo Frontal: Al hacerlo mejoramos la concentración y  el enfoque.
REDIRIGIR la Amígdala Emocional: Al hacerlo aprendemos a gestionar nuestras emociones.
REEDUCAR Las Neuronas Rebeldes®: Al hacerlo autogestionamos la resistencia al cambio.

Modelo Neuroliderazgo

Estos tres pasos nos permiten pasar de los conocimientos teóricos en liderazgo, al desarrollo de habilidades actitudinales para llevarlos  a la  práctica. De esta manera se logra Liderar con base en el ejemplo.


El programa no solo estimula la parte racional del cerebro de los participantes, el neocortex, sino que está diseñado para involucrar intensamente al sistema límbico, que es la parte emocional e instintiva del cerebro, vital para el desarrollo de habilidades de liderazgo.